jueves, 2 de noviembre de 2017

Rayos cósmicos y la pirámide de Keops. Bienvenidos a la ciencia ficción hecha realidad.

¿Vivimos en un mundo de ciencia ficción? ¡Yo creo que sí! 


fotografía de ABC diario

¿Cómo se construyó la Gran Pirámide de Gizah? Pregunta constante en todo aficionado y profesional de la egiptología... claro, porque por muchas hipótesis que se hayan abierto sobre el caso, este sigue siendo un misterio.

Pero la tecnología nos da la muestra de que definitivamente debemos estar a las puertas de una nueva era científica que comenzó con la revolución tecnológica. Y es que el magnífico equipo de investigadores japoneses que trabajan en Gizah con la Gran pirámide, gracias a una tecnología basada en los llamados "rayos cósmicos", que ahora os explicaré qué es, ha encontrado una cavidad anteriormente desconocida en la Gran Pirámide que podría dar luz sobre el proceso de construcción de la misma...interesante eh.

En primer lugar debemos preguntarnos qué es eso de los rayos cósmicos. Y no, no estamos hablando de una técnica mística de iluminación transpersonal. Hablamos de física cuántica.
Los rayos cósmicos son nada más y nada menos que partículas subatómicas procedentes del espacio exterior ¡toma ya! Lo más increíble de estas partículas es que van a una gran velocidad, de hecho, cercana a la velocidad de la luz. Esto empieza a sonar a argumento de Startrek.

¿ y en dónde entran aquí las pirámides egipcias? Bueno, en realidad entra culaquier estructura alta, porque la intensidad de estas partículas varían dependiendo de la altitud  (sus partículas están  eléctricamente cargadas y son desviadas por el campo magnético terrestre). No vamos a explayarnos mucho más con todo esto antes de proceder a las pirámides, pero un dato curioso es que aun no se sabe con certeza cuál es el origen de estos rayos cósmicos ¡wow!

                                                   fotografía de wikipedia.

Pero antes de hablar del descubrimiento in situ tenemos que darle un poco de protagonismo a los muones. Los muones son un tipo de partícula, subproducto de los rayos cósmicos que tienen el superpoder de traspasar rocas. Estas partículas, los muones, caen continuamente sobre la superficie de la Tierra y por consecuencia sobre tu cabeza. ¡Pero! siguen una trayectoria diferente cuando están purulando por el aire o cuando entran en la roca, por lo que ¡tachan! pueden desvelarnos cavidades secretas de las pirámides sin mover ni una sola piedra... ¡me encanta vivir en el futuro! ¿a ti no?

Así se ha descubierto una gran cavidad anteriormente desconocida de por lo menos, según nos cuenta la ABC, 30 metros de longitud. Según el egiptólogo Aidan Dodson esta cabidad podría tener una función arquitectónica para reducir el peso de la mampostería. Aun así, el geólogo e ingenirero Colin Reader discrepa y sostiene que probablemnte no sea así y pueda haber una cámara secreta más. ¡Dios, ya me he perdido en el mapa interpiramidal!

                                                                  Egiptólogo Aidan Dodson

¿Qué será realmente? ¿Qué nos podrá contar realmente todo esto? Yo solo le puedo pedir a la ciencia que nos de más respuestas que puedan aclarar este misterio que parece nunca acabar sobre las pirámides de Gizah. ¿Tú qué opinas?

Links:

https://www.nature.com/articles/nature24647

http://www.abc.es/ciencia/abci-rayos-cosmicos-revelan-gran-camara-oculta-gran-piramide-guiza-201711021303_noticia.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Muon

No hay comentarios:

Publicar un comentario