lunes, 28 de septiembre de 2015

Pequeño comentario sobre el visir egipcio.

La figura del visir tuvo una gran importancia durante la historia de Egipto. Sin embargo, hubo algunas épocas en las que la figura de este funcionario no aparece en los documentos históricos, quizás debido a su inexistencia. Uno de los periodos en los que el visir desapareció fue el Segundo Periodo Intermedio. La documentación sobre esta figura política desaparece a partir de Nebiryrau I, en la Dinastía XVI, siendo el último visir atestiguado durante esta época el llamado Sobekhnakht.
En cambio la figura del visir fue recuperada durante la Dinastía XVIII, allá por el reinado de Tutmosis I con figuras como la de Imhotep o Ahomose-Aametu. Durante esta época el visir tenía una serie de cargos que concernían principalmente tres aspectos principales: los cargos en el ámbito del pr-nsw (la residencia real), los cargos a la cabeza de la administración civil y los deberes concernientes a la figura del rey directamente.
En el ámbito del pr-nsw el visir tenía la responsabilidad de controlar todos los movimientos que allí se daban, desde el control de los oficiales encargados de abrir y cerrar las puertas hasta y de todas las personas que entraban y salían del complejo. Igualmente era el encargado de abrir la Casa de Oro junto con el tesorero real. Aparte de estas responsabilidades, el visir tenía la responsabilidad de vigilar la seguridad del palacio, controlando las condiciones y labores de los guardias. Igualmente controlaba los movimientos de los mensajeros que llegaban y salían del pr-nsw y organizaba la escolta militar que acompañaba al rey en sus viajes.
Con respecto a la administración civil, el visir tenía cargos en el ámbito jurídico concerniente a la actitud de los funcionarios civiles, ya fueran crímenes y abusos o corrupción en sus cargos, además de supervisar los departamentos del gobierno.
Con respecto al rey, el visir actuaba como un secretario personal, informando al faraón a diario de la situación de Egipto en su totalidad. Por otro lado tenía influencia en el poder efectivo del gobierno al rey delegar en él algunas de sus funciones ejecutivas.
Como vemos, esta figura política tenía mucho control sobre el poder efectivo del gobierno egipcio. Este aspecto es muy importante a la hora de comprender cómo funcionaba la política egipcia y ya de paso compararla con otras épocas.

Una de las mejores fuentes primarias que nos han llegado para el estudio de la figura del visir y sus funciones son los textos del visir Rekhmire, que ejerció a finales del reinado de Tutmosis III y principios de Amenhotep II.
 
Si queréis leer más sobre el tema os dejo la referencia bibliográfica:
-G.P.F VAN DEN BOORN, The Duties of the Vizier, 1988.

No hay comentarios:

Publicar un comentario